Ya no eres Pan y Vino

Duración ( 3:40 )

Faustino Zavaleta

Ya no eres Pan y Vino,
ahora que eres cuerpo y sangre, vives en mi.
Y de rodillas yo caigo al contemplar tu bondad,
como no te voy a adorar.
Mientras te pierdes en mis labios,
tu gracia va inundando todo mi corazón,
por esa paz que me llena de alegría mi ser,
como no te voy a adorar.

( coro )
Señor Jesús, mi Salvador,
amor eterno, amor divino,
ya no falta nada, lo tengo todo
te tengo a Ti (bis).

Dueño y Rey del universo, como puede ser
posible, que busques mi amor.
Tú tan grande y yo pequeño y te fijas en mí.
Como no te voy a adorar.
De rodillas yo te pido,
que el día cuando Tú me llames sea como hoy.
Para mirarte a los ojos y poderte decir
que como no te voy a adorar.

( coro )