NS 17. ¿Es alegre la vida?

“¡Espántense de esto, cielos tiemblen horrorizados! Porque dos pecados han cometido mi pueblo: me abandonaron a MÍ, fuente de agua viva, se cavaron pozos, pozos agrietados que no conservan el agua” (Jeremías (2,12-13)

¡La vida es alegre, aunque haya muchos que la viven tristemente!!!

La vida consiste en tomar decisiones constantemente para alcanzar lo que deseamos porque creemos que es bueno para uno. ¡Algunas veces no es así !!!

Normalmente sucede lo siguiente:

Personas de buena voluntad, se proponen metas buenas y loables, pero las decisiones que toman no son los medios apropiados para poder alcanzarlas.

Evidentemente, esto los lleva al fracaso y a la frustración y al desánimo. ¿Quién no ha experimentado esto muchas veces en su vida?

Esta es la causa de la tristeza y amargura que anida en el fondo del alma de muchas personas. 

El éxito, que tanto nos agrada, requiere ESFUERZO y PERSEVERANCIA.

Si tenemos miedo al esfuerzo nos paralizamos y renunciamos a intentar alcanzar dicha meta. Fracasamos antes de empezar…

Pero peor que no hacer nada, es tomar una mala decisión porque las malas decisiones nos crearán más problemas. Esto es lo que pasa al que, por ahorrar esfuerzos, toma la decisión más fácil, no la más adecuada. 

Al no ser adecuada no solo el fracaso está asegurado, sino que se multiplican los problemas. ¡Ojo con el miedo al esfuerzo!!!

Si nos falta la perseverancia, empezamos a caminar hacia la meta en buena dirección, pero pronto nos sentimos cansados y desanimados. Desistimos de lo que nos habíamos propuesto. En muy distintos grados padecemos todos esta “enfermedad”. ¡Porque el éxito está siempre al final!! 

Por eso Cristo nos dice que el que persevere hasta el final se salvará. 

Nuestra meta como creyentes es la felicidad eterna.

¡Cuidado! Si te equivocas de camino cuanto más perseveres en él, más te alejarás de tu salvación.

El texto de Jeremías nos dice como el Pueblo de Israel cogió un camino equivocado muchas veces y siempre que lo hicieron los resultados fueron fatales. 

Pero también nos dice cuál es el camino correcto. ¡Obedecer a Dios! 

Si el cielo estaba horrorizado porque el pueblo de Israel había abandonado a Dios ¿qué dirá de tantos cristianos de hoy que no tienen tiempo para orar, para ir a Misa, para dedicar algún tiempo a la oración en familia, etc.? 

Tenemos tiempo para todo, menos para Dios que es la fuente de nuestra felicidad en esta vida y en la eterna. Como ¡qué no queremos ser felices!

Dios nos quiere felices, pero también nos dice que camino tenemos que elegir para encontrar la verdadera felicidad.

El amar a Dios y amar a los demás por amor a Dios es el camino correcto para ser felices en esta vida y en la eterna.

Hoy domina la angustia en las personas y esto es natural. Somos una SOCIEDAD DE FRACASADOS porque buscamos ser felices sin Dios. 

Podría hablar del fracaso en combatir el crimen, cada día aumentan. Del fracaso económico, cada día hay más pobreza, Del fracaso en conseguir la paz, sin hablar de las guerras entre distintos pueblos, la agresividad entre los vecinos, e incluso, dentro de las propias familias, es “brutal”. 

No hay nada que exprese mejor que somos una sociedad de fracasados, son los fracasos matrimoniales… ¡porque la familia es la célula “Madre” de la sociedad humana y la única escuela donde aprendemos a amar.

Si vives triste puedes cambiar la tristeza en verdadera alegría.

La fórmula es sencilla: 
Decídete a AMARTE A TI MISMO:
No seas EGOÍSTA, no guardes rencor, no seas envidioso etc. …aborrece el pecado y ama la virtud…

AMA DE VERDAD A DIOS:

Demuéstralo viviendo según las enseñanzas de su Palabra.

No seas de los que piensan que la Biblia está escrita para que tú la estudies y que los otros la practiquen…

AMA AL PRÓJIMO COMO LO AMA DIOS:

Preocúpate de su salvación eterna y de ayudarle también a solucionar los problemas de esta vida.

SÓLO HACE FALTA ESFUERZO Y PERSEVERANCIA EN EL BUENA DIRECCIÓN ….

¿Qué piensa usted de esto?