NS 50. Todo ser humano es capaz de superarse

Con relación a la obligación que tienen los padres de corregir a sus hijos, quedaría incompleta si no hablase de la responsabilidad que les corresponde a los hijos de aceptar esa corrección.

Estoy convencido que todos seríamos mejores personas si hiciésemos caso a lo que nos decían nuestros padres, aunque haya padres que no respalden su autoridad paterna con el ejemplo.

El problema real es que ni los padres aceptan su responsabilidad ni los hijos la suya.

Quisiera desarrollar algo este punto.

Tal como percibo las tendencias actuales, educativas y psicológicas parece que van dirigidas a convencer a la persona de que está incapacita para superarse.

Primero de todo, el ser humano tiene capacidad para superarse por que tiene capacidad para controlar sus instintos, si recibe una educación adecuada desde la cuna.

Si no recibió esa educación, por culpa de quien no cumplió con su deber, siempre puede superarse, si recibe la ayuda adecuada y él lo desea de verdad.

Los jóvenes justifican su vida en el vicio porque sus padres cometieron errores en su manera de tratarlo cuando eran niños.

En vez de esforzarse para subsanar esas deficiencias, las utilizan como pretexto para justificar sus vicios.

Aunque dicen que quieren superarse, en realidad no admiten la ayuda que se le quiere prestar.

¿Habrá sinceridad en lo que dicen?

No lo sé; lo dejo a los especialistas de la conducta humana…

Mi opinión es que hay una “confusión mental” que todos tenemos muchas veces.

Confundimos el QUISIERA CON EL QUIERO que se da siempre cuanto tenemos que tomar una decisión que tenemos que renunciar a algo que nos gusta, como es el placer físico …. ¡Lo dejo ahí!

¿Cómo se puede ayudar a una persona para que convierta el QUISIERA en QUIERO para abandonar la conducta impropia?

La única manera que es correcta es ayudándole a fortalecer su voluntad y que comprenda que esa conducta desordena, le perjudica y que destruye su dignidad como ser humano.

Esto requiere, paciencia, comprensión, amor, en una palabra, es educarlo, que no es otra cosa que desarrollar las cualidades buenas que tiene todo ser humano y que, en su caso, están sin desarrollar.

Pero es mucho más fácil SUPRIMIR “EL QUIERO” y quedarse con un “QUISIERA” ETERNO.

Esto, por desgracia, lo promueven intereses económicos poderosos.

Nadie ignora el dinero que mueve la “industria” del vicio….

Para captar adeptos, se cambia el significado de las palabras y la verdadera libertad y felicidad es vivir sin ningún control.

Algunos ejemplos para aclarar mi pensamiento.

En la cultura judío-cristiana, está establecido el matrimonio NATURAL en la unión estable entre un hombre y una mujer. Pero esto requiere un compromiso serio entre las dos personas.

Como se ha perdido el sentido de compromiso y de responsabilidad, los parlamentos ateo-cristianos, porque están formados por personas que dicen que “creen en Cristo”, para solucionar los problemas que tienen en el matrimonio dan leyes contrarias a la ley natural, al sentido común.

Resultados:

Ahora tenemos legalmente matrimonios de hombre con hombre, mujer con mujer….

Aunque gracias a Dios, la mayoría de los matrimonios es de un Hombre con una Mujer que es lo natural.

Resolvieron los problemas matrimoniales suprimiendo el matrimonio.

Perdonen mi ironía:

Yo les puedo decir como lograr un país sin ladrones, sin criminales, sin violadores…

Legalicen el robo, el asesinato, como ya lo hicieron el aborto, la eutanasia y el suicidio asistido, la violación “porque es la expresión del máximo amor” de un abre hacia una mujer….

Por suerte este mundo está en manos de Dios y el grupo de personas honradas, que cumplen lo que prometen, y que se esfuerzan, contra viento y marea, para levantar una familia según plan de Dios es infinitamente superior a los que promueven el vicio por interese materiales.

No tengamos miedo. Defendamos nuestros principios religiosos con caridad, pero con firmeza. AMEMOS CON VERDADERO AMOR CRISTIANO A LOS QUE SON ESCLAVOS DE SUS PASIONES.