NS 29. ¿Es posible cambiar de sexo?

El ser humano tiene que desarrollarse en dos dimensiones.

Una es la corporal, pero no es la única, porque el ser humano tiene un alma racional con unas potencialidades que también hay que desarrollar. Ambos tienen que desarrollarse adecuadamente, para que la personalidad del ser humano esté integrada. 

No siempre el desarrollo corporal y psicológico están sincronizados.

Cuando hay un desarrollo normal y se logra esta sincronización, hay “madurez” física y emocional. 

Pero no siempre sucede esto. 

Esto explica que los psicólogos hablen de dos edades en los seres humanos: edad cronológica y edad psicológica.

¿Se puede lograr una sincronización perfecta de ambas edades? 

Ese ideal, creo yo, lo consiguen bastantes personas, pero hay bastante que no lo logran.

La diferencia de sexos, que parece que a algunos quieren suprimir, tiene la finalidad de complementarse.

Esto es lo que explica la atracción natural que siente cada sexo por el sexo opuesto.

La inmadurez en el terreno sexual es sentir atracción hacia la persona del mismo sexo y no ser capaz de controlarla.

La teoría de los que dicen que cada uno puede escoger el sexo que desee es completamente absurda.

Y cuando les enseñan a los niños que es un derecho que tienen, los están pervirtiendo, porque les están dañando su mente, enseñándoles algo contrario a su propia naturaleza. 

Cada uno debe tener libertad para unirse a cualquier otro ser humano y formar la sociedad civil que le autoricen las leyes civiles, pero nunca será un matrimonio natural.

El Matrimonio, entre Hombre y Mujer en la cultura “Judío – Cristiana” está consagra desde el principio de la humanidad.

Las tendencias se pueden modificar en ambas direcciones sobre todo en la niñez, si reciben una educación adecuada.

El sexo además de lo psicológico tiene un componente corporal, órganos corporales internos y externos, que definen el sexo de la persona. 

Es genético y no es opcional, porque desde el principio de la concepción es distinta la composición genética del hombre y de la mujer.

Me da lástima que hay gente que crea que tiene la verdad y no se haya dado cuenta que su cuerpo es diferente al del sexo opuesto, porque también tienen funciones distintas.

Pero donde raya en una locura es que hagan manifestaciones para defender que no saben lo que son.


Cualquiera de los dos sexos, puede copiar modales del otro sexo: puede vestir como el sexo contrario, puede copiar los gestos en el andar, hasta fingir el tono de voz, en la manera de hablar como el sexo contrario…todo esto es un disfraz. 

Los buenos actores en el cine deben tener capacidad de asimilar lo más perfecto que puedan el personaje que representan, pero fuera del escenario son otra realidad. 

La sabiduría popular dice: “aunque la mona se vista de seda, si mona es, mona se queda”. 

Los cirujanos plásticos pueden quitar las arrugas de la cara, la persona parecerá más joven, pero carga con los mismos años. 

La cirugía podrá extirpar todo el aparato reproductivo que la naturaleza le ha dotado como hombre, o como mujer, pero lo que hacen no es un cambio de sexo, sino una mutilación.

Para que una persona cambie de sexo no es suficiente amputarle todo su sistema reproductivo del que lo dotó la naturaleza sino, que hay que dotarlo del aparato reproductivo propio del sexo que aspira adquirir. 

Que yo sepa nunca la ciencia ha logrado esto y creo que nunca lo conseguirá. 

Respeto a las personas que tiene tendencias sexuales hacia el mismo sexo son un grupo muy minoritario, que no llega a un 2% por ciento.

Hacen mucho ruido, pero el ruido no aclara nada, sólo vale para aumentar la confusión

La satisfacción del instinto sexual hay una manera sana de satisfacerlo, es según la naturaleza. 

Pero como todas las demás pasiones hace falta que estén bajo el dominio de la razón y de la voluntad para que no nos esclavicen.

El origen de esta confusión es porque se perdió el respecto a la dignidad de ser humano, porque nuestra sociedad materialista considera al ser humano como un objeto de uso y de consumo.

En el fondo es la puesta en práctica del ateísmo, la negación de Dios. 

¿Quieres ser feliz?

NO NOS OLVIDEMOS DE FUNCIONAR SEGÚN LAS INSTRUCCIONES QUE NOS DA NUESTRO FABRICANTE, QUE ES DIOS.

El sexo es parte de la naturaleza de cada individuo y, por tanto, también tiene esos dos componentes.