23. Verdades falsas

Parece un juego de palabras, pero no lo es. 

Quisiera explicar brevemente dos conceptos: Lo que es verdad subjetiva y lo que es verdad objetiva. 

Lo que uno piensa sobre algo es una verdad subjetiva, 

La verdad objetiva es cuando tu pensamiento coincide con la realidad de la cosa que representa.

Pongo un ejemplo sencillo. 

Antes se pensaba que la forma de la tierra era plana.

Aunque todos los “científicos” la presentaban como una verdad incuestionable, era una verdad subjetiva. La realidad es que la forma de la tierra es esférica.

Ésta es la verdad objetiva porque corresponde a la realidad de la forma que tiene nuestro Planeta. 

Saber distinguir cuando es algo subjetivo o si es algo que está demostrado por algún método que corresponde a la realidad lo que yo pienso. Esto es importantísimo para no vivir engañados.

Tiene gran transcendencia cuando se trata de verdades que afectan el futuro de la vida del ser humano. 

Muchas veces se aceptan teorías porque no se descubre lo que trae en la trastienda el que nos la vende.

Es lamentable la condición del ser humano porque todos tenemos la tendencia a escuchar con agrado al que nos habla de lo que nosotros deseamos que fuera verdad, pero la realidad demuestra lo contrario.

Se podría hablar de la propaganda de productos milagrosos para la salud, negocios en que se gana dinero sin trabajar…. 

Me interesa en este momento señalar algunas ideas completamente falsas pero que se presentan como el camino de la felicidad.

Sobre el concepto de libertad que la confunde con el libertinaje, de los derechos que tiene uno como miembros de la saciedad, pero se omiten completamente los deberes ….¡Y qué decir del concepto de familia, de matrimonio…etc.! 

Se pretende crear un nuevo ser humano que no tenga conciencia si es hombre o mujer y hacer de nuestro mundo UN VERDERO PARAÍSO sin controles de ninguna clase. La ley suprema es mi voluntad.

 Pero ¿quién ha demostrado que eso es posible?

La realidad demuestra todo lo contrario y a ella me remito:

Según avanzan esas teorías en todo el mundo “civilizado” vivimos más inseguros, las parejas no se divorcian, ya no se casan, son parejas a prueba, se separan al poco tiempo y después se buscan para matarse. Los asesinatos aumentan cada año, hay más drogadictos, se necesitan más psicólogos y psiquiatras porque hay más personas con desajustes emocionales y de personalidad… y suma y sigue…. 

Somos la sociedad que se caracteriza por sufrir una angustia vital permanente… se hizo desaparecer el sentido de transcendencia que tiene la vida humana la vida humana.

Que no es correcto el camino que cogimos para buscar a la felicidad lo demuestran los resultados, porque cada día tenemos más problemas.

Todos pensaban que la tierra era plana, pero la realidad se impone y la verdad objetiva sigue siendo verdad, aunque todos la nieguen.

Aquí se puede aplicar el dicho popular: “Aunque la mona se vista de seda, si mona es, mona se queda”.

La falta de criterio para saber analizar y el exceso de formación; lo que oímos, lo que leemos, lo que vemos en televisión etc, … el ser humano ha deformado su manera de pensar y, como uno actúa como piensa, también tiene deformada su manera de actuar.

Cuando pasa esto decía un pensador de la Roma pagana: EL HOMBRE SE CONVIERTE EN UN LOBO PARA EL OTRO HOMBRE