NS 20. El arte de vivir ¿Qué es?

Como entiendo yo el arte de vivir

Sabe vivir el que es capas de llevar un estilo de vida SEGÚN LA DIGNIDAD PROPIA DE UN SER HUMANO para desarrollar al máximo posible sus capacidades como ser humano. 

Pero, además, los que somos creyentes, ese desarrollo tiene que ser también en su fe y amor cristiano. 

El saber vivir es un arte que no es fácil de aprender, aunque no nos falten buenos maestros, porque en todos los pueblos y culturas destacan personas que por sus ejecutivas son dignos de imitar.

Para nosotros los cristianos son los santos. 

Se da por supuesto que todos sabemos vivir, pero lamentablemente hay muchas personas que nunca pensaron en ello, porque nunca le enseñaron que el ser humano es mucho más que pura biología y que esa biológica, común con los animales, está unida a un alma espiritual desde el primer monto de su concepción y por eso somos humanos y no somos, como afirman algunos, un animal que alcanzó el mayor desarrollo en la cadena de la evolución, porque el alma la crea Dios. 
D

igo esto porque hay científicos muy respetables que anda buscando el “eslabón perdido” porque no creen en un Dios Creador. 

El alma humana no se trasmite por generación, sino que la crea Dios en el momento de la concepción de cada individuo 

¿Por qué no pensamos que el vivir con dignidad humana es un Arte que hay que aprender?

Se debe a que las funciones biológicas de nuestro cuerpo se producen inconscientemente: respiramos, el corazón bobea la sangre, los riñones ejercen su función etc, cada órgano las realiza sin que intervenga nuestra razón y voluntad que dirigen nuestros actos conscientes.

Esto nos indica que poseemos una máquina maravillosa que es nuestro cuerpo, que debemos cuidar y respetar, y que el ingeniero que la diseñó y la construyó posee una Sabiduría superior a la de los mortales. 

Por eso, MERECE TODO NUESTRO RESPETO Y ADMIRACIÓN.

Para los que tenemos fe sabemos que somos obra de Dios, no solamente lo admiramos y lo respetamos, sino que LO ADORAMOS COMO A NUESTRO CREADOR.

Pero el ser humano es más que un cuerpo bien diseñado, tiene un alma ESPIRITUAL. 

Cristo, Dios que se hizo Hombre, sin dejar de ser Dios, nos ha enseñado que el alma vale más que el cuerpo y éste más que el vestido, porque nuestra alma tiene capacidad para amar y conocer la existencia del Creador.

Quizás entendamos mejor lo que somos si conocemos la diferencia que hay entre el ser humano y los animales. 

Los animales, porque carecen de racionalidad, viven siempre sin saber para qué viven. Su “felicidad” está en satisfacer las necesidades biológicas. Su vida está gobernada por el instinto que Dios le ha dado. Satisfacer sus necesidades biológicas es su única meta. Por eso decimos que los animales son seres “irracionales”

El ser humano tiene que cuidar el cuerpo, pero su felicidad radica en alcanzar las metas que se propone, que son mucho más elevadas que satisfacer sus necesidades biológicas. 

Si solamente buscamos el placer corporal y el bienestar físico nos situamos al nivel de los animales irracionales. 

Eso es contrario a nuestra naturaleza de seres racionales.

A nadie se le ha ocurrido decir que “lo irracional” es el modo adecuado de vivir el ser humano, aunque hay personas que por ignorancia viven así. 

Hay una virtud que se llama TEMPLANZA, que, como otras virtudes humanas, nos enseñan el arte de vivir de una forma racional. ¿La conocemos? 

Algunos no conocen el nombre, pero la poseen porque tienen control de sus instintos. Otros, ni la conoce ni la poseen son los que son adictos a las drogas, el alcohol, y una larga lista de vicios, que deterioran el cuerpo y matan la felicidad en el alma porque su meta es el placer físico “a como dé lugar”.

Dios nos ha dado el don de la libertad, pero también nos dio normas como debemos usarla, son sus Mandamientos. 

Tenemos que ser conscientes de lo que hacemos y prever las consecuencias que se siguen, buenas y malas que, por desgracia solo pensamos en lo que nos gusta….

Dios nos conserva la libertad, aunque la utilicemos mal, porque quiere que le obedezcamos por AMOR, no por fuerza.

NOS HA CREADO POR AMOR Y PARA AMAR

Por tanto, el arte de vivir, es el arte de amar.
¡APREDE A AMAR Y APRENDERÁS A VIVIR FELIZ … !!!!