13. Pecados de la lengua

“Todos fallamos muchas veces: el que no falla con la lengua es un hombre perfecto. A los caballos le ponemos un freno en la boca para que nos obedezca y así guiamos todo su cuerpo. Observa las naves: tan grandes y arrastradas por vientos impetuosos: con un timón minúsculo las guía el piloto a donde quiere. Lo mismo la lengua: es un miembro pequeño y se cree capaz de granes acciones. Miren como una chispa incendia todo un bosque. La lengua es fuego. Como un mundo de maldad, la lengua, instalada entre nuestros miembros, contamina a toda la persona y hace arder todo el ciclo de la vida humana, alimentada por el fuego del infierno” …. (siga leyendo hasta el versículo 13) Sant. 3, 2-

Creo que no hace falta comentar mucho este texto, sino que cuando hablemos tengamos conciencia de que una palabra imprudente, “un chisme”, la revelación de un secreto, etc. pueden causar daños irreparables.

Todos tenemos que cuidar la lengua porque dice el refrán popular: “Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice”. 

Hoy me voy a referir a ciertas profesiones que tienen que hablar por necesidad.

Los de los medios de comunicación, que cada día son más variados y que cada día son más influyentes en la formación la opinión pública. Entre ellos se pueden considerar los predicadores religiosos también.

Todos estos medios son buenos cuando se usan correctamente por personas responsables, pero, por desgracia, hacen un daño tremendo cuando se usan para propagar falsedades o medias verdades, que es peor que la mentira.

Se podrían escribir muchos volúmenes sobre este tema, pero yo solamente voy a expresar algo que creo que será útil para la mayoría mis lectores. 

Me refiero solamente a los padres y maestros, pero reconociendo que todos somos maestros CON NUESTRAS PALABRAS, ACTITUDES, GESTOS Y ESTILO DE VIDA estamos influyendo positiva o negativamente en los que nos observan. 

Pero por mucha importancia que tengan todos los medios de comunicación y precisamente por eso, los Padres de Familia tienen mucha más responsabilidad de transmitir a sus hijos las verdades de la fe, la moral, LOS VALORES HUMANOS Y CRISTIANOS, para que sepan separar el trigo de la paja de todo lo que reciben fuera del hogar: de los vecinos, de los maestros, de los compañeros, etc. …que pueden dañar irreparablemente el futuro de sus hijos

Todos estamos de acuerdo que los niños y durante toda su adolescencia, vive en un ambiente muy “contaminado” por eso los padres tienen que dedicarle más tiempo a sus hijos y por desgracia, sucede todo lo contrario.

Hay algo muy importante que creo que tienen los padres obligación de hacerlo que si lo hicieran A TIEMPO redundaría en un gran beneficio para sus hijos: 
¡¡¡Controlar el uso de la televisión, del celular y del Internet y de todas sus ramificaciones en el hogar!!! 

Quizás sea yo muy simplista, porque creo que es relativamente fácil hacerlo. 

Porque, tanto la Televisión, los Teléfonos celulares y todas las redes, Internet y demás … se puede perfectamente determinar a qué horas se pueden usar en casa y fuera de esas horas se pueden desconectar. Y ¡qué decir del uso del celular en los salones de clase!!!

¡PERO OJO!!! los Padres son los primeros que tienen que controlarse, porque no es nada edificante que se ponga control a los demás, pero no a uno mismo …. ¡LOS PADRES TIENEN QUE IR POR DELANTE CON EL EJEMPLO!!! 

Sino es predicar en desierto es sermón perdido.

Educar es una obra de artesanos, con mucha paciencia y tiempo. No se educa con grandes sermones, sino CON EL EJEMPLO