7. ¿En que consiste ser padres cristianos?

“Sus hijos solían celebrar banquetes, un día en casa de cada uno, e invitaban a sus tres hermanas a comer con ellos. Al terminar esos días de fiesta, Job los hacía venir para purificarlos: madrugaba y ofrecía un holocausto por cada uno, por si habían maldecido a Dios en su interior. Job jamás dejaba de hacer esto”. (Job 1, 4-5)

El futuro de los hijos, en todos los aspectos de la vida, depende en gran medida de los padres. Sobre todo, su vida religiosa y moral.

Todos los “padres”, unos más que otros, se preocupan de que sus hijos tengan un futuro económicamente bueno, pero esto no siempre está en sus manos, porque depende de muy variadas circunstancias de la vida que no están bajo su control.

Lo que sí está en sus manos es el transmitirle los valores para que puedan vivir la fe y la moral cristiana. Seguramente con esto ayudarán mejor a sus hijos para que tengan un futuro económicamente “bueno” y una vida humana más feliz.

Los valores se transmiten con el EJEMPLO, porque cuando se enseñan solamente con la palabra los frutos son muy escasos, si alguno.

Job se preocupaba por la salvación de sus hijos, cosa que pocos padres hacen hoy día.

Lo equivalente a lo que hacía Job, para los padres cristianos hoy día, sería la participación en la Misas diaria y pedir al Señor que los ilumine y le de fuerzas, para lograr que sus hijos sean “unos santos”. 

Si no puede ir todos los días, quizás puede ir algunos días durante la semana y nunca faltar los domingos y llevar siempre a sus hijos con ellos. También es indispensable tener oración en familia. 

La familia de Job es una prueba de que la familia que reza unida permanece unida. 

Pero también es cierto que la familia que NO REZA UNIDA, SE DESHACE CON MUCHA FACILIDAD ….

Los padres se sienten orgullosos de sus hijos cuando éstos logran ser buenos profesionales, tienen una CASA cómoda, económicamente están holgados, tienen prestigio social, etc. … No digo que eso esté mal, pero todo eso se puede dar en personas que son un problema social.

Por eso yo creo que el verdadero orgullo de los padres “cristianos” debe fundamentarse en otra escala de valores: bondad, responsabilidad, honestidad, generosidad, religiosidad etc. …con estos valores sus hijos sabrían utilizar correctamente los bienes materiales que Dios les ha dado.

Mi experiencia como sacerdote es que cuando los esposos piensas en los hijos le piden a Dios que le dé hijos sanos. Tanto es así que, en muchos casos, si le dicen que su hijo va a nacer con alguna deficiencia física o mental ¡lo asesinan antes de nacer!!!

¿Cuántos padres le piden a Dios que sus hijos sean SANTOS? 

Sino se preocupan por la salvación de sus hijos, no sé que tipo de padres son, pero lo que sí sé que no son PADRES CRISTIANOS…