A ti, Madre del cielo

A ti, Madre del cielo,
que me buscas con amor,
ternura y consuelo.

A ti, Madre de mi Señor,
que siempre me proteges,
me guías y me guardas.

A ti, que eres la razón
y el motivo de mi vida,
por ser madre de Dios
y madre nuestra.

A ti, que sin importar,
mis debilidades y pecados,
te empeñas en llegar a mi
y protegerme con Tu manto.

A ti, que eres el amor viviente
y me extiende tus manos,
que calma mi angustia,
y me dan paz en mis quebrantos.

A ti, te lo doy todo,
mi alma, mi vida y mis sueños.
En Ti pongo toda mi esperanza
por ser Madre del amor eterno.

A ti, quiero darte gracias,
por el don de tú presencia,
la ternura de tus manos,
y el sí dado a tu Dios amado,
que nos ha conseguido
el perdón de los pecado
y una vida, que será eterna. Amen

¡Paz y Bien! Diac. Ricardo

Leave a Reply

Your email address will not be published.