Dios es el dueño del tiempo y del momento

Dificultades, siempre habrá dificultades,
pero siempre habrá soluciones para todas tus dificultades.
Problemas, siempre habrá problemas,
pero siempre habrá tiempo para resolver todos tus problemas.
Dudas, siempre habrá dudas,
pero siempre habrá repuestas a todas tus dudas.
Ofensas, siempre habrá ofensas,
pero siempre habrá momentos para la reconciliación.

Toda situación en tu vida tendrá su tiempo y su momento para ser resuelta, pero recuerda que Dios es el dueño del tiempo y del momento, y todo es a su tiempo y en su momento.

Solo en Dios encontraras toda respuesta y solo en El podrás vivir en esperanza, con la alegría de saber que todo vendrá en su momento y a tiempo, nunca después de lo que sea necesario para todo tu bien.

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo

Leave a Reply

Your email address will not be published.