Solo el Amor de Dios

Solo el amor de Dios, que se nos revela en Cristo, permite que el matrimonio pueda llevarse a su plenitud, donde cada uno pueda ser feliz, tener paz y se pueda realizar plenamente, se abran al vínculo de ese amor para procrea hijos que sean felices y amados, que les permita formar una comunidad donde viva la justicia, la verdad y la caridad.

Sólo si participamos de ese amor de Dios en Cristo alcanzaremos esta meta. Ya que este amor nace de una entrega total, verdadera y plena al otro. Se reviste de paciencia, tolerancia, perdón y se abre siempre a la reconciliación. Una reconciliación que se da, no sólo cuando haya una ofensa, sino que está siempre presente para comprender y entender al otro y reconciliar: carácter, maneras y formas de ser.

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.