Amar en Libertad

Dicen que un día la Virgen Maria caminaba por la ladera de la montaña, en su Borinquen querida, cuando se encontró con un peregrino que estaba muy triste y le dijo:

“Hijo mío que te pasa por qué tanta tristeza, hay algo que pueda hacer por ti”

El peregrino, asombrado por su presencia, pero agradecido por su gentileza, le cuenta todos sus quebrantos:

“Es que tengo una amiga muy cercana y muy querida que hace tiempo no se de ella, dicen que sufre mucho y que se siente muy sobrecargada y prefiere estar alejada, pero tengo entendido que es una persona muy amada tuya, que si la llamas te responderá. Si te responde dile que la quiero, que la extraño, que estoy muy preocupado y que cuando quiera puede llamarme o volver a estar cerca. Yo se Madre mía que tu puedes hablar con Dios y el puede convencerla a que me llame.”

“Mira hijo mío, dice la madre, yo quisiera ayudarte pero solo una cosa no puedo y es ir encontra de la libertad del hombre, ni el mismo Hijo mío puede, por voluntad de su Padre que nos creo libre, para que libremente viviéramos. Yo puedo hablar con ella y decirle todo lo que me has contado, pero solo ella decide si vuelve de nuevo a tu lado o habla contigo.”
El peregrino mirándola a los ojos y comprendiendo la profundidad de sus palabras le dice:

“Tienes toda la razón, quien soy yo para obligar a nadie, ni aun a alguien que llevo dentro de mi alma, permiteme que te pida entonces Señora que la cuides con ternura y con amor, y dale toda expresión de cariño que ya no puedo darle. Llevala en tu corazon y cuidala con ese amor de madre tan especial que tu tienes. Me basta solo saber que esta entre tus brazos y quien mejor que Tu para cuidarla. Yo esperare tranquilo y contento porque se que ella en tu presencia será feliz, se sentirá sanada y vivirá en paz”.

Dicen que el peregrino se abrazo tiernamente a la Virgen Maria y dejandola siguió su camino lleno de alegría, por aquel encuentro tan bello que tubo con la Madre, porque dejo en buenas manos a su amiga y comprendió lo que es amar en libertad.

Gracias Madre porque Tu siempre nos guías y velas por nosotros.

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo

PD: ¿Quien no tiene un amigo, amiga, hijo, hija, esposa, esposo o cualquier ser que ame mucho pero que por circunstancias de la vida se encuentra lejos y no quiere volver? Dejalo que sea libre y encomiendalo a la Madre que sabe cuidar de sus hijos y respetemos su libertad.

One thought on “Amar en Libertad

  1. Dios le bendiga siempre Dr. Martinez y a su familia gracias por los mensajes que tanto nos ayudan en nuestra vida espiritual. Gracias siempre por toda la ayuda que nos ha brindado.
    Muchas bendiciones
    PAZ Y BIEN
    Diana

Leave a Reply

Your email address will not be published.