Jesús y María nos revelan a Dios

En Cristo se da la total revelación de Dios Padre
y nos muestra su rostro paternal,
de amor, de esperanza y misericordia.

En Maria se nos revela el rostro maternal de Dios.
En ella nos sentimos amados,
perdemos todos nuestros miedos e inseguridades;
porque sabemos que estamos en sus manos.

Porque volvemos a experimentar:
la seguridad que siente el niño
cuando es abrazado por el padre
y la ternura que siente al estar
acurrucado en el regazo de la madre.

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo

Leave a Reply

Your email address will not be published.