Palabras para el alma

Si al despertar te encuentras con un día brillante lleno de paz y alegría.
Si sientes esa brisa suave que calma y sosiega, este momento de tu vida.
Si suspiras y te sientes amada.
Es que Dios, mi Padre, ha querido darte toda su ternura.

Si por el contrario es un día lluvioso, lleno de tinieblas
y te sientes insegura, temerosa y angustiada,
es que Dios, mi Padre, te espera para darte toda su paz y su armonía.

No importa cómo se te presente el día,
el amor de Dios, mi Padre, siempre estará para calmar tus miedos y ansiedades,
y llenarte siempre de ternura, de paz y alegría.

Tu hermano, JESUS.

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.