Mensaje del Diácono Luis Vázquez

“No solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”

Según las enseñanzas de Jesús, no debemos tener interés en los bienes temporales. Tenemos que luchar cada día un poco mas, por un poco de mantequilla. Luchamos por nosotros y por los demás hermanos , los hombres. Según Jesús no debemos endiosar el consumo, ya que el consumo no es la felicidad del hombre. Y es ésto lo que muchos de nosotros creemos.

El mismo Jesús nos indica que no precisemos del bienestar material. Nuestros hijos necesitan mucho más, el bienestar de nuestro tiempo, nuestra atención, nuestras palabras.   Todos, pero todos, necesitamos del amor de Dios que es nuestro Padre, Y es de Él de quién deberíamos tener hambre…HAMBRE DE DIOS.

La mayoría de los hombres y mujeres cristianos rezan el Padre Nuestro al revés. Hágase mi voluntad, es decir, se colocan en el centro. La mayoría termina apartándose de Dios porque no se hizo “mi voluntad”.

Recemos, hermanos, el Padre Nuestro, como es y coloquemos a Jesús como centro y a su Madre María como Reina de nuestro santuario, nuestro hogar.

“¡No teman!“ Abramos las puertas a Cristo ¡”: San Juan Pablo II

Leave a Reply

Your email address will not be published.