Vive hoy en oración y llénate del Espíritu de amor

Hoy es un día de ora, de orar mucho, no de pedir mucho,
más bien es vivir en “estado de oración”,
que es un estar “continuo” en oración.
Es un estado de la presencia de Dios Padre,
en su hijo Jesucristo,
unidos en su amor: el Espíritu Santo,
dentro de mi ser, en mi corazón.
Es buscar a Dios para sentir su presencia.

Ese “estado de oración” se consigue cuando te dejas aprisionar
en los brazos maternales de María,
que nos lleva a la presencia de lo divino
y nos sostiene para que en este diario vivir no nos alejemos de Él.

Deja que tu mente y tu corazón experimenten la presencia de Dios,
a través de sus criaturas y las expresiones de amor de su creación.

No es un día de encerrarte en ti mismo,
y lamentarte o alegrarte por las situaciones de tu vida,
es un día de abrirte hacia Dios y llenarte de Él.
Cargar las baterías de esa energía que llamamos el amor de Dios,
la fuerza de su Espíritu.

Hoy es un día para decir:
“Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”,
“hágase en mi según tu Palabra.”

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.