Estar en Tu presencia

Señor,
con el Rocío de la mañana,
descubro la ternura de Tu ser.
Con la luz del amanecer,
descubro la verdad de tu existir.
Con el silencio de la mañana,
descubro la fortaleza
de estar en Tu presencia
y la sensación de estar
dentro de Tu Corazón.
Pero ahora me toca enfrentarme
a la sequedad del día,
las tinieblas de la noche
y al ruido que me apartan
de Tu presencia.
Bástame, Señor,
este momento de vivir en Ti,
y de experimentar Tu presencia,
para vivir en paz y alegría
el resto de este día.
Tu que calmas todo mi ser
mantenme en Tú Corazón
y no permitas que nada ni nadie
me aparten de él. Amen

¡Paz y Bien! Diac. Ricardo

Leave a Reply

Your email address will not be published.