Oración de entrega por la partida de un ser querido a la casa del Padre

En este momento. Señor, me dirijo a Ti poniendo mi corazón en tus manos. Sé qué vendrán momentos difíciles, llenos de soledad y angustia, por la partida de ese ser que tanto amo. Pero estando en tus manos y junto a María, puedo sentir la paz que Tú das, la fuerza de tu Espíritu, que me sostiene,
y la esperanza de vida, más allá de la muerte, que Tú ofreces. Por eso hoy, desde lo más hondo de mi corazón, te entrego a ese ser que tanto amo y te ofrezco el dolor de su partida, por su salvación y por la conversión y salvación de todos los nuestros, para que en su momento, podamos estar juntos y alabarte y bendecirte por toda la eternidad. Sé qué él se ha convertido en nuestro centinela, para velar y orar junto a Maria, a la derecha del Padre, por todos nosotros. Sólo me queda decirte gracias por haberle conocido y por todos esos años que compartimos. Señor te lo pongo en tus manos, Tú nos lo diste, hoy te lo entrego. Sé que nadie mejor que Tú, para cuidarle y amarle, y sé que le darás la paz y la felicidad que se merece, por todo el amor que él supo dar a los demás. Amada madre Maria, es uno de tus hijos predilectos, llévale de tu mano al Sagrado Corazón de Jesús para que junto a Él descanse en paz. Señor en tus manos encomiendo su espíritu. Amén

Leave a Reply

Your email address will not be published.