Category Archives: Diácono Ricardo Martínez

Las 15 promesas de la Sta. Virgen expresadas en numerosas apariciones

1. Aquellos que recen con gran fe y devoción el Rosario recibirán gracias especiales.

2. Prometo mi protección y las gracias más grandes a aquellos que recen el Rosario

3. El Rosario será una armadura poderosa contra el infierno, destruirá los vicios, disminuirá los pecados, y disipará las herejías.

4. El Rosario hará florecer las virtudes y las buenas obras, y obtendrá misericordia divina abundante, rescatará a los corazones del apego terrenal y de los vicios, y los elevará en su deseo por las cosas eternas. Muchas almas se santificarán por este medio.

5. El alma que se encomiende a mí rezando el Rosario no perecerá.

6. Quien rece el Rosario devotamente, y lleve los misterios como testimonio de vida no conocerá la desdicha. Dios no lo castigará en su justicia, no tendrá una muerte violenta, y si es justo, permanecerá en la gracia de Dios, y tendrá la recompensa de la vida eterna.

7. Aquel que sea verdadero devoto del Rosario no morirá sin el auxilio de los Santos Sacramentos.

8. Aquellos que recen devotamente el Santo Rosario en vida, encontrarán la luz de Dios y la plenitud de su gracia, y en la hora de la muerte participarán en el paraíso por los méritos de los Santos.

9. Libraré muy pronto del purgatorio a quienes recen el Rosario devotamente.

10. Los verdaderos hijos de mi Rosario merecerán un alto grado de Gloria en el cielo.

11. Todo lo que me pidan mediante el Rosario lo obtendrán.

12. Aquellos que propaguen mi Rosario serán asistidos por mí en sus necesidades.

13. Mi hijo me ha concedido que todo aquel que se encomiende a mí al rezar el Rosario tendrá como intercesores a toda la corte celestial en vida y a la hora de la muerte.

14. Aquellos que recen fielmente el Rosario, son mis hijos amados, hermanos y hermanas de mi único hijo, Jesucristo.

15. La devoción a mi Rosario es una señal de predestinación.

¡Paz y Bien!!! Diac. Ricardo Martínez Duran

Las bendiciones del Rosario según el Magisterio de los Papas

Las bendiciones del Rosario según el Magisterio de los Papas
1. Los pecadores obtienen el perdón.
2. Las almas sedientas se sacian.
3. Los que están atados ven sus lazos desechos.
4. Los que lloran hallan alegría.
5. Los que son tentados hallan tranquilidad.
6. Los pobres son socorridos.
7. Los religiosos son reformados.
8. Los ignorantes son instruidos.
9. Los vivos triunfan sobre la vanidad.
10. Los muertos alcanzan la misericordia por vía de sufragios

(Tomado del web-site “Un minuto con María”)

¡Paz y Bien !!! Diac. Ricardo Martínez Duran

La Santidad No Es Sinónimo De Perfección

No debemos confundir santidad con perfección. La perfección es un estado de plenitud que solo se da en Dios y podrá darse en cada uno de nosotros cuando se manifieste en nosotros Su plenitud al hacernos partícipes de su eternidad.
Dios no busca nuestra perfección, porque nos ama tal como somos, y por eso nos hace santos otorgándonos su gracia o los dones de su Espíritu.
Ser santo no significa que uno es perfecto, ni la santidad se da en nosotros porque logramos ser perfectos.
La santidad es un don De Dios.
El don de la santidad o gracia, es un estado de presencia divina en tu corazón, que te acoge y te transforma, llevándote a una plenitud del ser en el ser maravilloso de Dios, aún con todas tus imperfecciones.
La santidad es la máxima expresión de la misericordia de Dios en ti, que te ama, te acoge, te comprende y te perdona.
Es en esta vivencia de amor que te sientes saciado y liberado de todo egoísmo, que te hace abrir tus sentidos a esa realidad “humana-divina” de tu ser con la creación, dandole a tu vida un sentido o vivencia de eternidad.
Es en esta vivencia de amor que logras manifestar a los demás los dones recibidos.
Es en esta vivencia de amor que logras amar, comprender y perdonar, desde tu imperfección, ya que toda imperfección es superada por el Amor de Dios que habita en nosotros.
Amen
¡Paz y Bien!!!
Diac. Ricardo Martínez Duran